LA CIUDAD QUE REGALA DINERO A SUS HABITANTES

LA CIUDAD QUE REGALA DINERO A SUS HABITANTES

COMPARTE

ESTILO DE VIDA

Resultado de imagen para la ciudad que regala dinero en estados unidos

Stockton, la ciudad de unos 300.000 habitantes en el norte de California, Estados Unidos acaba de implementar desde el año pasado un programa piloto de renta básica universal (RBU) por el que le da US$500 al mes a todos sus residentes que ganan menos que el sueldo promedio.

El esquema, que concluye en agosto de 2020 es financiado con una subvención privada.

El alcalde Michael Tubbs, de 29 años, pidió a su personal que investigara algunas ideas para acabar con la pobreza. Finalmente, le llamó la atención la idea de un ingreso básico universal. dice que esta ayuda podría contribuir a que mucha gente evite quedarse en la calle.

«El desalojo promedio en este país es por deudas de US$200 a US$300. No son cifras de dinero grandes las que causan que la gente pierda su hogar», señaló.

Tubbs espera que este programa -cuyo nombre oficial es Demostración de Empoderamiento Económico de Stockton (o SEED, por las siglas en inglés)- permita que muchos de sus residentes eviten caer en la pobreza.

La idea de Martin Luther King Jr., quien en 1967 propuso un salario mínimo garantizado para los ciudadanos se distribuye por correo en forma de tarjetas de débito.

Stockton, sede del condado de San Joaquín, es una de las ciudades más grandes del Valle Central de California. «Sé por experiencia personal que muchos de los estereotipos que tenemos sobre la gente trabajadora y la gente pobre simplemente no son ciertos», afirmó.

«Aunque algunos en mi comunidad tienen dificultades, no me encontré con ninguno que fuera vago. Tampoco con nadie que solo hiciera cosas malas con el dinero», agregó.

«Y no conocí a nadie que simplemente se relajara y esperara que el gobierno se ocupe de él. En realidad he conocido a gente que hace estirar su dinero, que pide prestado a otros y que hace lo que puede», señaló.

El sistema de estipendios se remonta al siglo XVI. Es un modelo universal, incondicional e individual para proporcionar a los ciudadanos de un país o área geográfica una suma determinada de dinero, independientemente de sus ingresos, recursos o situación laboral. El propósito del UBI es prevenir o reducir la pobreza y aumentar la igualdad entre los ciudadanos.

“El programa no es solamente para gente pobre; se hizo mediante una lotería por códigos postales”, dijo el concejal Jesús Andrade. “Entre los participantes también hay personas que tienen buen trabajo, reciben un buen sueldo mensual y aparte reciben sus $500 dólares”.

«El problema no era individual sino estructural».

Virginia Medina residente de la ciudad dice que usó ese dinero extra para pagar una cuenta que no había podido saldar y para comprar algunas cosas de más en el supermercado.

El efecto que está teniendo el plan, el impacto en la vida de quienes están recibiendo esta ayuda va mucho más allá de la estabilidad financiera. La gente con la que hablé me dijo que se siente menos sola, que se siente más conectada con su familia y con su ciudad.

La ayuda financiera está beneficiando a quienes la reciben desde lo económico, pero también desde lo social.

Los fondos para 125 familias (63% no hispanas y 37% de origen latino o hispanas) que viven en o por debajo de la línea de ingreso promedio de aproximadamente $46,000 anuales provienen del programa SEED que patrocina otros experimentos de ingresos garantizados. Uno de los patrocinadores principales es Chris Hughes, cofundador de Facebook junto con Mark Zuckerberg.

Los datos proporcionados en el mes de octubre revelan que la mayoría de los participantes utilizó el dinero para comprar alimentos y pagar sus facturas (50 personas o el 40%); otro 24% (30 personas) hizo compras de mercancías. El 11% (13 individuos) pago sus recibos de luz o agua u otros servicios públicos, y un 9% utilizó algún dinero para el pago mensual de la gasolina o reparación de sus automóviles.

Tema de campaña

El tema de la renta básica universal ha sido discutido durante la campaña presidencial en EE.UU. luego de que uno de los precandidatos demócratas, el empresario Andrew Yang, anunciara que financiaría un programa como parte de su campaña. Yang dijo que le entregaría US$1.000 por mes a diez familias por el plazo de un año, un anuncio que captó la atención de muchos medios locales.

Pero ¿podría un esquema de ingreso básico universal funcionar a nivel país? La economista Hilary Hoynes señaló que el problema más grande es cómo financiarlo. «Si uno llevara el SEED a toda la nación costaría cerca de US$3 billones», detalló. «Eso es más de lo que gastamos colectivamente en todo EE.UU. en todas nuestras redes de seguridad social». Quienes abogan por este sistema seguramente estarán muy pendientes de cómo le irá a Stockton.

Si bien en Alaska ya existía una RBU parcial desde 1982, esta será la primera vez que se aplique en un lugar densamente poblado. El alcalde de Stockton confía en que la experiencia allí aportará muchas respuestas.

«Tengo la esperanza de que SEED seguirá empujando esa conversación hasta lograr una conclusión lógica, que sería algún tipo de piso de ingresos para todos».

La utopía de que una ciudad pueda sostener a sus habitantes proporcionándole lo básico, en esta ciudad es un reflejo del manejo de las finanzas puestas al servicio de lo social, pero ¿qué tanto ese proyecto se pueda copiar en otras latitudes como nuestro país?

 

514 lecturas
COMPARTE

Exprésate, di lo que piensas

TRADUCTOR »